Registrar la nacionalidad mexicana de una persona nacida en el extranjero es un trámite, relativamente sencillo, que puede llevarse a cabo en cualquier consulado mexicano. La inscripción es posible de manera personal o, si no se tiene la capacidad de asistir, mediante un apoderado.

El requisito elemental es que al menos uno de los padres cuente con la nacionalidad mexicana, la cual deberá demostrarse con la documentación correspondiente y pagar los costos del trámite.

Documentos válidos como identificación

Son aceptados los siguientes:

De los padres

- Credencial para votar vigente emitida por el INE (Instituto Nacional Electoral), pasaporte vigente expedido por la SRE (Secretaría de Relaciones Exteriores), cartilla del servicio militar nacional y matrícula consular, entre otros. Para mayores informes haz el favor de consultar en la oficina directamente.

Si alguno de los padres es extranjero podrás presentar:

- Pasaporte extranjero vigente.

- Licencia para conducir vigente.

Del registrado

Si es menor de 6 años.

- Cartilla de vacunación con su foto, el nombre de la institución y/o del médico tratante cancelando la fotografía con su firma.

- Carta que incluya la fotografía del menor expedida por el médico tratante cuya firma cancele la foto.

Si es mayor de 6 años.

- Carta de la escuela que incluya la fotografía del menor, el nombre de ambos padres y en la que el sello de la institución o firma de quien la dirige, cancele la foto.

- Credencial escolar vigente.

En todos los casos es requisito indispensable que los nombres de las identificaciones coincidan con el de las actas o certificados de nacimiento.

Certificado de nacimiento

De los padres

- Acta de nacimiento emitida por la oficina del Registro Civil Mexicano o sus oficinas consulares.

Del registrado

Para confirmar el nacimiento en el extranjero del menor, los siguientes documentos son válidos:

- Certificado extranjero de nacimiento.

- Constancia de alumbramiento expedida por autoridad local extranjera.

Cuando los documentos se encuentren en un idioma diferente del español o el inglés, se deberá presentar la traducción al español correspondiente. En los casos en que dicho documento se haya expedido en un país distinto del de registro es necesario, además, tramitar la legalización o apostilla.

Acta de matrimonio de los padres

En cuanto a este documento es importante señalar que, para que el registro pueda realizarse, el matrimonio de los progenitores debió tener lugar al menos seis meses antes del alumbramiento del registrado. Si el casamiento ocurrió después o no se casaron, el padre debe acudir a la oficina consular a efecto de reconocer la paternidad. Si esto no fuera posible, el padre puede tramitar ante notario público o consulado mexicano un poder especial que reconozca su paternidad y otorgue su consentimiento para el registro.

Si el padre falleció y no se casaron antes del nacimiento, el registro no puede llevarse a cabo en la oficina consular. Para mayores informes consulta en la Oficina del Registro Civil Mexicano.

En caso de que alguno de los padres haya fallecido, será necesario presentar también el acta de defunción correspondiente.

Formas de pago

El pago de este y cualquier otro trámite realizado en las oficinas consulares en el extranjero se puede hacer en efectivo directamente en la oficina, o bien mediante money order (orden de pago) tramitada por instituciones bancarias.

Las oficinas consulares no están capacitadas para recibir pagos mediante tarjetas de crédito o de débito.

En cualquier caso, se debe presentar el comprobante de pago correspondiente o no será posible concluir con ningún trámite.

Derechos de los hijos de mexicanos nacidos en el extranjero

Todo hijo de al menos un progenitor mexicano que haya nacido en el extranjero tiene el derecho de solicitar la nacionalidad mexicana, siendo menor de edad a través de sus padres y, cuando es mayor, en forma libre y voluntaria. Al hacerlo, adquirirá de inmediato todos los derechos y las obligaciones conferidos por la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos y sus leyes secundarias.

Para obtener la nacionalidad, México no obliga a la renuncia de la que el individuo goza por efecto de su nacimiento, sin embargo, la legislación del país de origen podría contener criterios contrarios a la doble nacionalidad y, por ello, es indispensable conocer la ley del país de nacimiento antes de iniciar cualquier trámite.

En el caso específico de los Estados Unidos de Norteamérica, el hecho de adquirir la nacionalidad mexicana no limita en modo alguno o es causa de renuncia de la norteamericana. Es muy importante que, en este país, se obtenga el birth certificate (certificado de nacimiento) que será el documento que le otorgará al recién nacido la nacionalidad norteamericana y, con el cual, posteriormente se podrá tramitar también la mexicana.

El birth certificate no es un documento federal. Por lo cual deberá tramitarse específicamente en el estado en el que tuvo lugar el nacimiento.

Si tienes alguna duda respecto de la información aquí contenida, haz el favor de solicitar ayuda directamente en la oficina consular de tu conveniencia.