Municipios de México /Extranjeros » ¿Por qué México es un buen país para emprender?

¿Por qué México es un buen país para emprender?

Emprender en México

Sin duda los micronegocios representan el inicio de grandes proyectos de emprendimiento, aunado a su manera de vincularse con otros más y sobre todo generar estrategias con base en las necesidades y tendencias del mercado.

En este sentido se comprende su importancia en México, no sólo por su competitividad sino también por la generación de empleos y la capacidad de respuesta ante los diversos cambios que hay en el mundo, ya sea por las nuevas tendencias de consumo o bien las diversas innovaciones tecnológicas.

De este modo, organizaciones públicas y privadas han sentado las bases para impulsar a los emprendedores, lo cual en el presente artículo se expondrá, desde las razones para emprender en México hasta las ayudas que hay para hacerlo.


México, el segundo mejor país para emprender

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es el segundo mejor país para emprender dentro de su bloque, además que se considera que es la economía más generadora de micro, pequeñas y medianas empresas (MIPyMES).

Justificando lo expuesto por la OCDE, a continuación se enumeran las principales razones por las que México es un buen país para empezar un negocio:


1. Buen desempeño financiero

Representantes del gremio como la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), indican que hay manera de administrar las etapas del emprendimiento (nacimiento, crecimiento, consolidación, calidad y spin off) con un adecuado financiamiento.


2. Infraestructura de calidad

En lo que respectan puntos estratégicos comerciales, tales como lo son: puertos marítimos, aeropuertos y soporte en las plataformas de telecomunicaciones.


3. La ubicación

Por la cercanía con los Estados Unidos y la conexión con América Central y Sudamérica, lo hace estar en una posición competitiva para las actividades de comercio internacional, así como la generación de alianzas estratégicas en diferentes regiones.


4. Los apoyos gubernamentales

Se cuenta con programas en los diferentes niveles de gobierno (federal, estatal y municipal), pues se está consciente del beneficio que implica la formalización de negocios.


5. Inclusión femenina

Se trabaja en el impulso de negocios liderados por mujeres y que actúan con base en la igualdad de género, lo cual permite generar mayor confianza para las mujeres en cuestión de definir un proyecto.


6. Mano de obra calificada

Cada vez se presentan más personas mejor preparadas para impulsar los diferentes negocios con proyectos de consolidación en el país e incluso de expansión.


7. Las Fintech

Este sector va generando una mejor oportunidad para el impulso de los negocios así como la innovación de estos en el país, pues México es el mercado líder en Latinoamérica en la creación de estas empresas financieras con una sólida base tecnológica.

Concretizando, hay diversas razones por las que se puede entender a México como una excelente opción para emprender, pues la realidad es que cada vez apuesta más al desarrollo empresarial, que no solo permite coadyuvar al desarrollo económico sino también al desarrollo social del país.


Ayudas actuales para el autoempleo y la creación de empresas

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el país hay más de 4 millones de micros, pequeñas y medianas empresas, las cuales son el 99.8% de las empresas en todo el país. De ese porcentaje, el 95.4% son microempresas y el 3.6% son pequeñas empresas.

Además, de estas se genera el 52% del Producto Interno Bruto (PIB), por lo tanto, el gobierno y diferentes organizaciones, mantienen programas para impulsar el emprendimiento.

Los programas y ayudas para el autoempleo y creación empresas más importantes que maneja el gobierno son:


• Instrumentos del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext)

El Bancomext cuenta con diferentes programas y opciones de crédito. Se dirige a las MIPyMES que importan, exportan y además son proveedoras de otras empresas que se dedican a las ventas en el extranjero.


• Los apoyos de Nacional Financiera (NAFIN)

Hay diferentes opciones de impulso a emprendedores, pues manejan programas específicos de financiamiento dependiendo el giro del negocio y hasta la edad de los emprendedores. También se brinda capacitación y herramientas para negocios.


• La orientación y ayuda por medio de la Unidad de Desarrollo Productivo (UDP)

Manejada por la Secretaría de Economía, esta unidad absorbió las funciones de lo que fue el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM). En la UDP se apoya a partir del Fondo Nacional Emprendedor, que tiene como objetivo el incentivar el crecimiento económico mediante el fomento a la innovación y productividad en las MIPyMES.


• PRONAFIM

El Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario, adscrito a la Secretaría de Economía, busca apoyar en el establecimiento y consolidación del sector microfinanciero. Se da soporte al emprendimiento de hombres y mujeres con bajos recursos que no pueden acceder al financiamiento de la banca tradicional.


• Asesoría Financiera y los Centros México Emprende

Con estos créditos se fomenta la cultura de las finanzas y se proporciona asesoría a los emprendedores, sin dejar atrás el impulso para el Programa de Incubadoras en las que se ayuda a la creación de su Plan de Negocios.

Asimismo, por el contexto actual de la pandemia por Covid-19, el gobierno ha tenido que hacer ajustes para apoyar a los micronegocios y generar ayudas para montar empresas, pues son de los sectores que se han visto más afectados.

De modo que, para este 2021 se decidió aumentar a 20% el apoyo a las MIPyMES, dándoles prioridad en los créditos. Al igual de dar un buen seguimiento por medio del programa de Apoyo de Financiamiento a Microempresas Familiares.


Ahora que ya sabes...

La oportunidad de emprendimiento en México es muy amplia, pues al ser un país que tiene como parte de su base este sector, los apoyos, la orientación y la facilidad de relación que busca lo hace un mercado amigable de acceso.

Además, se está trabajando en el comercio digital y adaptabilidad, que no solo será esencial para generar alternativas de acción para los emprendedores, sino que también coadyuvará en los procedimientos administrativos que son los que se realizan tanto en la generación de un proyecto como en la solicitud de los programas.